LA “SEMANA DE CINE ANDINO” LLEGA A LA ARGENTINA

3 de mayo de 2017

Del 4 al 10 de Mayo, en el Cine Gaumont, se llevará a cabo la muestra itinerante “Semana de Cine Andino”, un espacio donde se proyectarán, de manera gratuita, siete películas representativas de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

Este ciclo se planteó con el fin de promover la exhibición de producciones audiovisuales de los países andinos y de esa forma enriquecer el intercambio y la difusión del cine producido en esta parte del continente.

La proyección de este ciclo inició el mes pasado en Colombia donde el público de ese país recibió con entusiasmo la propuesta manteniendo a sala llena casi todas las funciones. En esta oportunidad es el turno de Argentina y seguirá recorriendo el continente pasando por Venezuela (Junio), Chile (Julio), Ecuador (agosto), Bolivia (Octubre) y Perú (Noviembre).

El ciclo está compuesto por “Sol Piedra Agua” (Bolivia); “Rosa Chumbe” (Perú); “Lo que no se perdona” (Argentina); “El abrazo de la serpiente” (Colombia); “Desde allá” (Venezuela); “Alba” (Ecuador, México y Grecia) y “El cordero” (Chile).

Acerca de los films del ciclo “Semana de Cine Andino”

DESDE ALLÁ (VENEZUELA, 2016)
Dirección: LORENZO VIGAS.
En la convulsa Caracas, Armando, de 50 años de edad, dueño de un laboratorio de prótesis dentales, busca chicos jóvenes en paradas de autobús y les ofrece dinero para que lo acompañen a su casa con el fin de observarlos. Tiene también la costumbre de espiar a un hombre de edad avanzada: sabe dónde vive, qué lugares frecuenta; entre ellos hay un vínculo que se remonta al pasado. Un día Armando se lleva a casa a un chico, Elder, líder de una banda de delincuentes juveniles. De este encuentro nacerá una relación que les cambiará para el resto de sus vidas.

ROSA CHUMBE (PERÚ, 2015)
Dirección: JONATAN RELAYZE CHANG.
En los barrios más devotos de Lima se vive el mes de Octubre con intensidad, la ciudad se viste de color morado. La imagen del Señor de los Milagros sale en procesión en el centro de la ciudad, rodeada de miles de fieles. Es una tradición católica que se repite desde hace más de 300 años. Es en este contexto en el que se desarrolla la historia de Rosa.
Rosa Chumbe es una mujer policía que verá interrumpida su rutina, cuando su hija de 18 años, Sheyla, le robe sus pocos ahorros y se vaya de la casa dejando abandonado a su pequeño hijo. Este incidente marcará un antes y un después en la vida de Rosa, quien se verá obligada a cuidarlo reencontrándose con un instinto maternal que tenía oxidado. Es una oportunidad de ver la vida con una nueva mirada.

ALBA (ECUADOR, 2016)
Dirección: ANA CRISTINA BARRAGAN.
Alba tiene once años. Pasa la mayor parte de su tiempo en silencio y le gustan los animales diminutos. Ha aprendido a convivir con la enfermedad de su mamá, ayudarle a orinar por las noches, peinarle el cabello, jugar en secreto para que no se despierte. En el colegio, Alba roba los objetos de un grupo de niñas para imitarlas en la casa; desea profundamente sentirse aceptada.
La vergüenza, su primer beso, las visitas a la madre en el hospital, la ternura de los intentos de Igor por acercarse a ella y el bullying en el colegio son algunos de los estímulos que marcan el camino de Alba hacia la entrada a la adolescencia y a la aceptación de sí misma.

EL ABRAZO DE LA SERPIENTE (COLOMBIA, 2015)
Dirección: CIRO GUERRA.
El abrazo de la serpiente ofrece una nueva visión del efecto del colonialismo sobre la cultura indígena, a través de dos historias paralelas que suceden con cuatro décadas de diferencia (concretamente en 1901 y 1940). Una de ellas cuenta la historia de Theodor Koch-Grünberg, un explorador alemán que atraviesa el Amazonas para encontrar una extraña flor que le ayudaría a superar una terrible enfermedad. Para esto necesita la ayuda del último superviviente de una tribu ya colonizada: el Chamán Karamakate. Este indígena, cansado de la presencia de los españoles en el Amazonas, decide no ayudar al explorador a menos que prometa servirle de guía hasta encontrar a más miembros de su desaparecida tribu.

EL CORDERO (CHILE, 2015)
Dirección. JUAN FRANCISCO OLEA.
Domingo (48) y su familia comparten una vida monótona, donde la religión y las buenas costumbres son lo más importante. Todo esto cambia cuando accidentalmente confunde a su secretaria con un ladrón y la asesina. Después de confirmar legalmente su inocencia, todo vuelve a la normalidad, pero durante la confesión de rutina ante el sacerdote de su iglesia se da cuenta que no siente nada de culpa. Atormentado por esta condición, comienza a realizar las penitencias que el sacerdote indica pero nada de esto funciona. Domingo se da cuenta que la única forma de sentir culpa es cometiendo más pecados.

SOL PIEDRA AGUA (BOLIVIA, 2015)
Dirección: DIEGO ERNESTO REVOLLO ENDARA.
Dante está a punto de ser padre. Sus fantasmas más profundos emergen para confrontarlo con su pasado familiar. Las montañas y su cámara le muestran el camino hacia la reconciliación: ser su propio origen. Dante, nutre su mundo interior contemplando y filmando la naturaleza y la ciudad de La Paz. La convivencia con su padre Damián, quien no ha logrado recuperarse de su divorcio, se deteriora. Se configura una nueva estructura familiar en la que los roles tradicionales se desdibujan. Su vieja amistad con Piru, con quien deambula por las calles buscando problemas, es puesta a prueba cuando conoce a Nur, quien cambiará el rumbo de las cosas.

LO QUE NO SE PERDONA (ARGENTINA, 2016)
Dirección: CRISTIAN BARROZO.
“Lo que no se perdona” es una película sobre la adolescencia y las dificultades con que los jóvenes se enfrentan a diario en el proceso de crecimiento. Genera un diálogo constante entre el entorno que los rodea y su inevitable pérdida de la inocencia.
Leandro es un adolescente, problemático y retraído. El quiebre de la estructura familiar, hace que encuentre contención en la “calle”. Lentamente comienza a experimentar el camino de la trasgresión y la delincuencia. Su vínculo con Chachota, su compinche más cercano, se ha ido deteriorando y Leandro tiene la certeza que Chachota lo delato ante la policía. También lo involucra en una serie de atracos, que lo relacionan con el “Gordo” Ovalle, un oscuro delincuente, a quien la policía tiene en la mira hace ya un largo tiempo.