Cine con vecinos en la Patagonia

El INCAA, junto con la Fundación Cine con Vecinos, llegó a Trevelin, Provincia de Chubut, y a Ushuaia, Tierra del Fuego, para la creación colectiva de cortometrajes de ficción, realizados en dos jornadas de diciembre durante el denominado “Taller de Cine con Vecinos”.

El taller propone a los participantes un diseño de producción y plan de rodaje que permite, con compromiso intenso de las vecinas y vecinos, la realización de un corto de ficción en seis horas de trabajo. Bajo la consigna “Ideas por la mañana, rodaje por la tarde y estreno a la noche” se desarrollan las jornadas coordinadas desde el INCAA.

Los vecinos y vecinas, usualmente sin experiencia alguna, son los actores de sus narraciones y los propios escenarios cotidianos, sus viviendas, instituciones y exteriores de la comunidad se transforman en las diversas locaciones donde se filma el cortometraje. Los creadores y protagonistas también ayudan en tareas técnicas, maquillaje, vestuario y aspectos de producción.

“Río Limpio” se rodó en Trevelin, Provincia de Chubut, narra la lucha de una comunidad por resolver la silenciosa contaminación del río que les da vida, recreación y el atractivo de un turismo creciente. Los protagonistas enfrentan la apatía de un funcionario que debe responder a la genuina demanda pero que sólo reaccionará cuando lo impacte un importante suceso familiar. La indiferencia de una parte de la comunidad, la cual, pese a las campañas de concientización sigue contaminando el río y arrojando residuos plásticos es el segundo eje narrativo.

“Dos fuegos” filmado en el cuartel de Bomberos Voluntarios de Ushuaia, cuenta la historia de un hombre que busca cumplir su deber como bombero voluntario y a la vez intenta ser un buen padre y esposo, ante el reclamo de su familia. El corto deja entrever las dificultades que enfrenta la institución de salvamento y cierta indiferencia que sufren los bomberos voluntarios en la Argentina. El rodaje con autobombas, camionetas y móviles en diversos exteriores de Ushuaia, es protagonizado por los propios bomberos voluntarios de la ciudad.

Río Limpio:

Dos fuegos: